domingo, 15 de abril de 2012

Lo bueno de la "muerte de Dios"

Os sugiero este artículo homónimo que me publicaron hace unos días en Libertad Digital.

3 comentarios:

'Mrswells' dijo...

En el génesis dice que hay dos árboles: el arbol de la vida y el arbol (prohibido) del conocimiento del bien y del mal...Segun esto que cuenta el articulo de la experiencia personal que se hace conocimiento mediante el lenguaje...sera la experiencia del pecado ????

luego..al finaliza:

'Normalmente no hay encuentro personal sin unas condiciones culturales previas...'

Pues eso me trae a la cabeza que muchos a los que sus padres dejan que 'elijan de mayores' la religion que quieran, debe ser como si los padres no les hablaran para que eligieran de mayores 'el idioma que quisieran'..evidentemente, nada pasaría...

Despues del encuentro personal, esta el miedo. Y yo me uno a la peticion al final del articulo: Apiadate Dios Mio!

Thank you for the article

Alfonso Gª. Nuño dijo...

El árbol no está prohibido, lo que está prohibido es comer de él. El pecado está en desobedecer.

El adverbio "normalmente" invita a pensar que siempre puede haber sucesos extraordinarios.

Perdón si no respondo bien, pero es que no entiendo muy bien la redacción.

'Mrswells' dijo...

Perfectamente contestado y corregido.
Thanks
Perdon por la redacción