viernes, 4 de diciembre de 2009

Mirlo









En mi jardinera,
un mirlo.
Entre él y yo,
un cristal... y el miedo.
A ser dañado, el suyo.
¿Y el mío?
El mío, a asustarlo,
que se vaya lejos.
Y me quedo a distancia,
en vez de hacerme pequeño
y, como Dios, tocarlo.

2 comentarios:

carla dijo...

Don Alfonso: mucha gente escribe pero Vd. tiene el raro y valioso don de la poesía, haciendo arte de un instante.

Anónimo dijo...

¡Cómo me falta hacerme pequeña!
Gracias por tan hermosos versos.
Dios le bendiga.
Diana