jueves, 7 de julio de 2011

La Bestia

He terminado un libro muy interesante sobre "Poder" y "anti-poder" en el Apocalipsis de Villagra Cantero. Os copio un párrafo que, salvo el anacrónico empleo de Estado, merece la pena. Como no sé cómo escribir con caracteres griegos en el blog, transcribo y entre corchetes traduzco.
La Bestia procura extender su poder sobre un ámbito de carácter global (Ap 13,7 […]) para construir un gobierno expansivo, universal, de tipo imperial; desea convertir el Estado en razón originaria y principio moral de la vida humana. El "gran Dragón rojo" –que entrega su exousía megále [gran poder] al theríon [bestia]– ejerce su influjo mediante el extravío de toda la humanidad […]. Su protagonismo es de carácter disuasivo y engañoso y su rol fundamental se relaciona con el "antagonismo". La Bestia actualiza, en el nivel de la historia, la exousía [poder] de origen demoníaco. Es un "poder" desacralizador e idolátrico. Las acciones que realiza llega[n] a su punto culminante al provocar el acto de adoración que la "humanidad" tributa al drákon [dragón] y al theríon [bestia]. De este modo, pretendiendo emular a la divinidad, la Bestia falsifica la experiencia religiosa y atrapa a la humanidad en una engañosa fascinación por una exousía [poder] para ella irresistible.
Como veis, no tiene desperdicio. Cada cual haga su traducción. La seducción no está lejos.

3 comentarios:

Mrswells dijo...

Para mi, antes de intentar 'hacer una traduccion' de esto, es necesario ejercer cierto dominio sobre el sentimiento que me genera la lectura..pues algo me dice que es parte de ese 'poder'

Alfonso Gª. Nuño dijo...

Ciertamente la seducción no está lejos.

zaqueo dijo...

Cada día entrego a Jesús por ¿30 monedas?. Quizá por mucho menos.
Me dejo seducir cuando dejo de mirarLe.

Gracias por recordarme la fascinación de ... lo engañoso.

Entrar en la verdad de uno mismo para reconocer la Verdad.