miércoles, 5 de mayo de 2010

Algo de derechos humanos y II


3. El voluntarismo de Ockham proyectado desde Dios sobre lo creado lleva consigo el que todo, incluida la ley moral, sea en extremo contingente, no solo en cuanto a la existencia, sino también en cuanto a la esencia. El bien del hombre no solamente tiene la contingencia existencial, pues Dios podría no haberlo creado, sino también la esencial, pues Dios por su voluntad omnipotente no estaría ligado a que el bien humano, la ley moral por tanto, tuvieran que ver con la verdad de su esencia. Por vía de su ontología fenomenológica, en Sartre encontramos una traducción, más vigente que el autor, de esto: «Si en efecto la existencia precede a la esencia, no se podrá jamás explicar el hombre por referencia a una naturaleza humana dada y fija; dicho de otro modo, no hay determinismo, el hombre es libre, el hombre es libertad. Si, por otra parte, Dios no existe, no encontramos frente a nosotros valores u órdenes que legitimen nuestra conducta. […] el hombre sin ningún apoyo ni socorro, está condenado a cada instante a inventar el hombre» (El existencialismo es un humanismo).

A partir del voluntarismo, tanto el legislador divino como el humano se entenderán cada vez más partiendo de una libertad libre-de verdad y bien. La ley será esencialmente la obra de la voluntad del legislador. Ahora bien, la yuxtaposición o incluso escisión entre lo natural y lo sobrenatural hará además que el legislador humano no solamente se vaya sintiendo cada vez más desvinculado de la verdad y el bien, sino también de la ley divina, aunque ésta se entendiera reduccionistamente desde la óptica del voluntarismo.

La relación de la ley y la libertad humana, al estar aquélla desvinculada de la verdad del hombre, se dará mediante la pura obediencia y entre ellas habrá una rivalidad. Pero, en cuanto que la ley humana esté además cada vez más desvinculada de la divina, al ser la obra de la voluntad del legislador, sin vinculación a la verdad y el bien, el contenido de la ley positiva dependerá grandemente de la conveniencia del legislador humano, por tanto, de la de quien tenga el poder de decisión. C. Schmitt fue estremecedoramente claro en la aurora del nazismo: «Soberano es quien decide sobre el estado de excepción» (Teología política).

Sobre este cimiento iuspositivista, los derechos humanos se entienden necesariamente como contingentes, mudables y “factos”, es decir, no innatos. Por ejemplo, el derecho a la vida; se puede establecer un derecho reproductivo que consiste en tener derecho a anular el derecho a la vida a alguien no nacido y, con ello –perdón por la ironía–, sus demás derechos.

4. Concluyamos estas breves pinceladas dando una última palabra que pueda ayudar al debate de la mesa redonda. En estos fugaces y fragmentarios elementos históricos, nos ha aparecido el entendimiento/razón y la voluntad, la verdad y el bien. Sin embargo, la memoria y la belleza han quedado en silencio. ¿No tendrá esto algo que ver con la concepción de la libertad a que se llegue y con la profunda crisis en que se encuentran los derechos humanos?

11 comentarios:

zaqueo dijo...

¿Está llegando el hombre al punto de no saber quien es?

nerea dijo...

Gracias: Por la foto es bella, parece entre fotografía y pintura, el matiz de las hojas , bajo el reflejo de la luz que cae el juego colores expresan la vida ¿A que hora hizo la fotografia? ¿Por la mañana al despuntar el día?...
Luego el tema comentado tiene un matiz filosófico.
Le droit humanitaire: algún profesor dijo en clase:
"Tout les effort dans le domaine du droit internacional humanitaire n'a de sens que s'il contribue à allégrer les innombrables souffrances engendrées par les conflits armés"
traducimos:
Los esfuerzos que puede hacer el derecho internacional humanitaio no tiene sentido si no contribuye a aliviar los sufrimientos engendrados por los conflictos armados.
El tema es bastante amplio, Indicaba que dentro de las universidades los futuros dirigentes de un pais deberian tomar conciencia de el derecho internacional humanitario y estar educados para ello y decia...
"Comme le médicin qui opère le blessé de guerre,comme le secouriste qui apporte des vivres à une population démunie ,comme le délegué d'un organisme neutre qui visite le prisionniere ou lui transmet des nouvelles de sa famille ,tous ceux qui ont apporté leur collaboration contribue a l'action humanitaire
Traducción:
Como la medicina que cura a los heridos de la guerra, como los socorristas que aportan vida a una poblacion desbastada,como los delegados de un organismo neutro que visitan prisioneros y le transmiten noticias a sus familias, todos los que aportan su colaboracion contribuyen a la acción humanitaria.
Me alegra mucho su aportación,gracias.

Alfonso Gª. Nuño dijo...

Sería entre las 11 y las 12.

mrswells dijo...

Felicitaciones por la fotografia tambien.

Yo no tengo los 'conocimientos filosoficos' refinados para opinar sobre la entrada de hoy, aunque si tengo mi propia conciencia de lo que es y lo que no es y, en referencia a un caso 'legal' muy concreto que me atañe personalmente, no hago mas que llevarme choques dolorosos con la ley y/o la realidad. Sin embargo, entretanto, experimento eso (otro?) que puede que sea LA BELLEZA.
Para mi, las ultimas lineas de la entrada, sobre la Belleza son el toque por el que ha merecido la pena leersela toda y dejarse escudriñar el cerebro. Enseguida me trae a la cabeza la entrevista a la MTC (que tanto tenia que decir sobre los derechos humanos.. por todo lo que debia haber visto de como se pisoteaban.. ) Sin embargo, a su boca en la entrevista, solo asomaban palabras bellas (pese a que se la notaba su frustracion ante mucha gente que no seguia, ni seguiria esas palabras).
Durante el tiempo que estaba viva, si me hubieran preguntado cual era mi esperanza de que existiese la justicia en la tierra, yo (y creo que mucha gente) habria mencionado a su orden o a ella misma, como garantia de que habia alguien que luchaba por los derechos humanos y , de paso, nos devolvia la esperanza en la humanidad. La pura Belleza se reflejaba asi a traves de la MTC= Madre Teresa de Calcuta.
Ante otra persona (generalmente desvalida) este era su 'juicio' y su voluntad: 'Es El, Jesus, a quien servimos'
La entrevista sale en el blog 'Siete en familia'

RockyMarciano dijo...

Me asegura D. Alfonso que nadie en la mesa redonda se dignó responder a la pregunta final que planteaba:

En estos fugaces y fragmentarios elementos históricos, nos ha aparecido el entendimiento/razón y la voluntad, la verdad y el bien. Sin embargo, la memoria y la belleza han quedado en silencio. ¿No tendrá esto algo que ver con la concepción de la libertad a que se llegue y con la profunda crisis en que se encuentran los derechos humanos?

Yo he contestado en otro blog, al hilo de una homilía de Benedicto XVI en la fiesta de la Asunción de la Virgen, que decía sobre el Magníficat:

"Ella sabe que, si Dios es grande, también nosotros somos grandes. No oprime nuestra vida, sino que la eleva y la hace grande: precisamente entonces se hace grande con el esplendor de Dios.

El hecho de que nuestros primeros padres pensaran lo contrario fue el núcleo del pecado original. Temían que, si Dios era demasiado grande, quitara algo a su vida. Pensaban que debían apartar a Dios a fin de tener espacio para ellos mismos."


Repito mi comentario:

La Virgen María, que acoge totalmente la voluntad de Dios, es la criatura más grande. Antes de decir "Hágase en mí según tu palabra", ha reconocido: "He aquí la esclava del Señor". No reclama derechos frente a Dios; por eso está totalmente dispuesta a recibir sus dones.

María, que "conservaba todas estas cosas en su corazón", muestra la hermosura de recordar y agradecer las maravillas que obra Dios. Ella trasluce lo Bueno, lo Bello, lo Verdadero.

Alfonso Gª. Nuño dijo...

Gracias, Rocky. Sí, en nuestra Madre, como es totalmene paradisíaca, encontramos la perfecta armonía.

nerea dijo...

Si Rocky, me suena lo de Santo Tómas Moro - Dios lo quiere todo, quiere llenar nuestra vida. Y quien empieza a regatear calculando qué parte de su vida se va a quedar y cuál le va a dar a Dios es como el que firma un contrato a la izquierda y la derecha.
Desde luego que claro y directo este santo,y que bien haces en mencionar a Don Alfonso en el Blog que mencionabas, y lo de la Virgen estoy de acuerdo con Don Alfonso ¡Chapoeu!

RockyMarciano dijo...

D. Alfonso:

Si no le parece inconveniente, me haré publicidad. Me han publicado un pequeño relato en la serie Mayo en el blog, dedicada a colaboraciones de comentaristas a La puerta de damasco, blog al que me he referido más arriba.

Creo que sus lectores disfrutarán El rayo paciente

Gracias y que Dios lo bendiga.

RockyMarciano dijo...

Gracias a D. Alfonso por indicarme que había puesto mal el enlace en un comentario anterior. Ya lo he corregido en otro.

Supongo que D. Alfonso borrará el comentario con el error, porque Blogger, de momento, no permite editarlos.

nerea dijo...

Gracias por compartir la publicación con nosotros Rocky, lo he leído y solo queda hacer silencio porque ese rayo de que hablas esta dentro de nosotros tan vivo del cual no somos merecedores, y hay veces que sentimos que arde nuestro corazón y quema como fuego y no sabemos porque, si tuviéramos conciencia de todo ello no podríamos soportar su grandeza, pero es estar y ser pequeños como ella y decir solo aquella canción: Vida de mi vida, vida de amor ábreme la herida de tu corazón y otra que dice: Y no encuentro explicación a la pregunta ¿Porqué a mi, porqué a mi?
Creo que Walt Kowalsk ya tenía la luz dentro suyo, se había reconciliado con Dios ante la perseverancia y paciencia de aquel sacerdote tan joven, por eso dice Yo tengo fuego….Yo tengo una luz.
También gracias por este comentario:” Conjeturo que Jesús y María siempre han intercambiado mensajes de amor como carbunclos por un rayo de luz sólida que atraviesa sus corazones”
En la película de Mel Gibson, La Pasión, hay una escena que siempre me ha tocado el corazón y perdonar por compartirlo. Cuando la virgen no sabe donde esta encarcelado su hijo, ella se acerca en el patio y busca se inclina en el piso pone el oído y lo encuentra, y oye el latido de su corazón, debajo en la escena aparece Jesús atado, es magistral este detalle de Mel Gibson.
Gracias otra vez y gracias Don Alfonso por todo.

RockyMarciano dijo...

Gracias, Nerea.

Yo también tenía en mente la escena de la Pasión de Gibson.

Obviamente, lo que describo no se puede filmar. Quedaría de un cursi espantoso; no sería Clint Eastwood precisamente quien se tiraría a la piscina con eso. Pero sí es posible suscitar la imaginación del lector.

Gracias de nuevo a D. Alfonso.