sábado, 12 de febrero de 2011

Antífona de entrada TO-VI / Salmo 31(30),3s

Sé la roca de mi refugio, Señor, un baluarte donde me salve, Tú que eres mi roca y mi baluarte; por tu nombre dirígeme y guíame (Sal 31(30),3s).
Las cosas están ahí. Con ellas podemos hacer otras muchas, las manejamos, les damos una determinada finalidad, incorporándolas en nuestra vida; en el último sentido que le demos a ésta, las nombramos. Pero el hacerlas útiles, enseres, al darles un sentido, un nombre, tiene unos límites. Puedo hacer de una roca mi refugio, sin que ella se resista, siempre y cuando tenga la configuración y el tamaño adecuado, es decir, condiciones para ser lo que uno quiera.

Con Dios no ocurre así. Más que nada puede ser nuestro refugio, pero no basta con que lo queramos, no puede ser manipulado como una piedra. Sólo nos cabe pedir que lo sea y aceptar que lo sea como Él haya querido ser baluarte donde salvarnos. Dios es la la posibilidad de todas nuestras posibilidades, pero no podemos imprimirle forma como a cualquier material.

En esta humildad conviene comenzar la Eucaristía. Aconteciendo los sacramentos ex opere operato, sin embargo, no son mecánica que podamos manipular; la gracia no es manufacturable, menos la presencia eucarística.

Dios es roca, refugio y baluarte, para los que con humildad y menesterosidad a Él se acercan; quien se deja guiar y conducir, intra-atraer, hacia Él por Él es quien encuentra cobijo en la hendidura de la roca. Y, en la Eucaristía, se nos da como Él quiere ser nuestro alcázar; nuestra defensa es la debilidad de la Cruz. Y, desde el hueco rocoso abierto por la lanza, no la espalda de Dios al pasar vemos, sino, en fe, el rostro de su Ungido y el latir, ahí reposados, de su corazón escuchamos.

[Los comentarios a las antífonas de comunión los podéis encontrar uno AQUÍ y el otro ACÁ]

13 comentarios:

zaqueo dijo...

"Conozco una pequeña y admirable morada
una secreta ermita de amor,
su puerta es una pequeña llaga
una especie de boca ensangrentada de amor."...

una madre agradecida dijo...

"in foraminibus petrae" Cantar de los Cantares 2,14

Mrswells dijo...

El hombre moderno quiere que todo se acomode a su gusto..mira ahora los del 'networking' que significa practicamente sacar beneficio de la amistad para los negocios..no esta mal si se da algo a cambio. ,

Alfonso Gª. Nuño dijo...

«Cumque transibit gloria mea, ponam te in foramine petrae» (Ex 33,22). «Petra autem erat Christus» (1Cor 10,4).

una madre agradecida dijo...

Tiene razón. El texto del Exodo es más ajustado.
Si fuera un exámen suspendería.
Intentaré explicar los discursos de mi corazón.
La amada ha llegado a habitar en la roca; el amado le pide que le muestre su rostro para verse reflejado.

Alfonso Gª. Nuño dijo...

Porque ha sido puesta y allí transformada en la visión de las cosas divinas es ahora requerida para participar en otro diálogo. Su rostro ahora habla, porque refleja la Palabra; en él ésta se reconoce. Es imagen y semejanza.

María del Carmen dijo...

"Dios es roca,refugio y baluarte,
para los que con humildad y menesterosidad a Él se acercan;
quien se deja guiar y conducir
intra-atraer hacia Él por Él,
es quien encuentra cobijo en la
hendidura de la roca."
Dios nos dá lo Él cree que nos conviene y luego nos deja libres
para que nosotros actuemos y decidamos.
Es tan bueno que muchas veces nos dá lo que deseamos y nos deja experimentar y así darnos cuenta por nosotros mismos que muchas veces lo que habíamos deseado no
era lo más adecuado.
Él es el único que sabe lo que es mejor para nosotros.Solo hay que dejarse llevar por Él y saber esperar que llegue el momento en que Él crea oportuno darnos lo que necesitamos.
El hombre se cree con derecho de imponer a los demás lo que deben o no deben hacer.
¡Ay! que equivocados están los que actúan de éste modo.No saben que es Dios el que lleva las riendas.
Hay que ponerse en sus manos y dejarse guiar.Nada, más sencillo.

zaqueo dijo...

"...Durante un tiempo yo podía entrar
era como un rapto para mi alma,
que, enferma, fue vigorosamente curada
que me parecía estar en el cielo.

Bebe, ¡Ah!, bebe, bebe
hasta quedar en quietud
hasta ser totalmente raptado
con el alma ebria de amor.

Salí en una ocasión de allí
y después busqué y busqué
y, fue quizá por mis pecados,
que no he vuelto a encontrar el camino.

Tú todavía sabes, amigo, cómo es dulce estar ahí
tú ahí habitas, yo ya no.
¡Perdón, perdón...!

Si he obrado mal, Oh Señor.
¿Donde está tu refugio admirable?
¿Donde está tu ermita de amor?
¿Donde puedo yo, misero, errante...
buscarte y encontrarte?"
(Beato E. Poppe. sacerdote belga)

Angelo dijo...

Con la alegría de aquellos que saben que el Señor es la roca de nuestro refugio le deseo un feliz día de cumpleaños. Nos unimos en la acción de gracias por este nuevo año de vida. Nuestras oraciones para que siga dado testimonio y llevando al Señor a todos los que se crucen en su vida. Un fuerte abrazo

Alfonso Gª. Nuño dijo...

Gracias. Y, como has soltado la liebre, por adelantado a todos los demás que me queráis ayudar hoy a darle gracias a Dios por el don de la vida y por mantenerme en su servicio un día más.

una madre agradecida dijo...

La liebre corre entusiasmada invitando a todos a unirse para agradecer y bendecir a Dios.

RockyMarciano dijo...

¡Que corra la liebre!

Muy feliz cumpleaños y que Dios lo bendiga.

María del Carmen dijo...

Una discípula agradecida a esa madre, que un bendito día como
éste trajo al mundo a un hijo,
especialmente bendecido por el
Padre,para que a su vez él nos
bendiga y nos coduzca hacia Él.
¡FELICIDADES!