domingo, 19 de febrero de 2012

La vía del guerrero (RB Pról. 22-34) - VII


Sobre esas tres premisas, con esas tres dimensiones del obrar, se está asentado sobre la roca firme, que es Cristo. Cuando se dice ahora «¡Señor, Señor!», se dice con verdad, porque no solamente se escucha la palabra, sino que se pone por obra plenamente. Ni la escucha está distorsionada por los afectos desordenados del corazón ni la acción, por poco que sea, busca otra finalidad que no sea alabar y servir a Dios.

Sobre esa Roca, el mundo es transparente; toda situación, toda realidad, todo encuentro se muestran en lo que Dios quiere que sean y quiera en ellos decir. Y, desde esa cimentación, la respuesta vital a esa palabra recibida es amorosa acción, es obrar divinamente.

Ahora, cuando no hay puesta ninguna esperanza de firmeza en lo que no sea Dios, cuando la humildad no opaca el poder de la gracia en nosotros, entonces nada tambalea al guerrero. Serán múltiples los ataques que reciba, pero por grandes que sean los torrentes de tentaciones, por fuertes que sean los vendavales de pensamientos, por enérgicos que sean los males que arremetan contra él, podrá vencerlos sin trabar combate, en humilde quietud sobre la Roca. Ahora lucha sin luchar, pues no necesita salir de su humildad, está donde debía haber estado siempre.

Ese permanecer en ese rocoso aquí y ahora es activísima acción, porque en la humildad su amor es puro. Pero aún no ha llegado al cielo. Su vida seguirá siendo lucha y habrá de tener siempre presente que Adán en el Edén comió del fruto prohibido.
Un día, el abad Macario volvía del pantano a su celda llevando palmas. Y salió a su encuentro el diablo con una guadaña. Intentó herirlo con la guadaña pero no pudo. Y entonces le dijo: "Macario, sufro mucho por tu causa, porque no te puedo vencer. Hago todo lo que tú haces: tú ayunas y yo no como, tú velas y yo no duermo nunca. Sólo hay una cosa en la que tú me superas". "¿Cuál es?", le preguntó el abad Macario. Y el demonio le respondió: "Tu humildad, que me impide el que pueda vencerte".

5 comentarios:

zaqueo dijo...

"toda situación, toda realidad, todo encuentro se muestran en lo que Dios quiere que sean y quiera en ellos decir."
Señor ábreme los oidos y enseñame a escuchar.

San Rafael Arnaiz decía que Jesús necesita almas que escuchen lo que Él quiere decir.

Koobi Fora dijo...

La foto es auténtica.
Vas por la carretera y ves el arcen, todo asfalto, y en un rinconcito sale una plantita, ¡¡es increible la vida¡¡ como sale por todas partes.
Subes a una azotea de un edificio, suelo cerámico, en los sumideros, en los bordes sale una plantita con su flor, que en cuanto el sol empiece a apretar fuerte se seca, pero ella ha nacido, ha salido, ha vivido, la vida es increible, lucha por vivir en las condiciones más adversas. En los verterderos de los productos químicos más agresivos, de plásticos perdurables, levantas un plástico y ves una florecita, y un pequeño insecto.
¡¡ oh life¡¡
¡¡oh la vida¡¡

¡¡¡¡ Cahpeau¡¡

Mrswells dijo...

Me gusto el comentario anterior!!
Asi tambien debe de ser la vida espiritual..a mayor humildad mas posibilidades de que salga la plantita?, que quiere salir. No se donde he leido que el extraer frutos a la Lectura de la Palabra de Dios , el entender y aprovecharse de la Biblia es directamente proporcional a la humildad

Mónica dijo...

sí , menuda foto , la vida de una plantita y el cuidado de su jardinero .... en seis hojitas estánn toda la gama de verdes imaginable , desde los más amarillentos a los más azulados , desde los más vivos a los más apagados , desde los más claros a los más oscuros

Anónimo dijo...

¡ Ay, que don tan precioso es la Humildad,! Es necesario tener conciencia de nuestra nada, el enemigo sabe como envanecernos, haciéndonos creer que somos los más listos, los más bellos, en las asambleas tomamos los primeros puestos, para que la gente nos vea a nosotros antes que a Dios, y nos adoren como un becerro de oro.

Agradezco el relato de San Macario, porque desenmascara al tentador y le trae abajo todas sus aspiraciones de hacer caer al hombre en fango de la vanidad.

Con su permiso y en tiempo cuaresmal envío un sencillo enlace.

http://www.youtube.com/watch?v=pyM37XSgSfM&feature=related

Nerea.