lunes, 29 de junio de 2009

Antífona de Comunión. S. Pedro y S. Pablo

La solemnidad de S. Pedro y S. Pablo nos deja dos antífonas de comunión; una la de la misa vespertina de la vigilia y otra la de la del día. En ambos casos, se trata de conocidos versículos sobre S. Pedro que, en el contexto eucarístico, nos hablan de la comunión como un encuentro personal con el Señor. Empecemos con la antífona de la víspera.
Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero (Jn 21,15.17).
Los distintos modos de presencia del Señor son una pregunta sobre el amor a Él, es decir, una apertura de diálogo en la que está la identidad más profunda de cada uno, pues hemos sido creados para amar a Dios. Todo, por tanto, nos va preguntando, incluso nosotros mismos somos cuestión para nosotros sobre el amor. Esto cobra una radicalidad eminente en la presencia eucarística. Y a toda pregunta siempre respondemos. También, cuando callamos, lo estamos haciendo. Mi respuesta a la pregunta que todo lo que me sale al paso me hace la doy con mis actos. Si quien me pregunta, en la comunión, sobre el amor a Él es el mismo que me habla en todo, entonces la verdad que haya en mi respuesta al comulgar será un reflejo de lo que haya hecho en la vida. Y a la inversa, si es verdadero mi amor al comulgar, mis actos en la vida serán eco de ese amor. Y esa verdad la conoce Jesús, sabe hasta qué punto lo amamos.
Pedro dijo a Jesús: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo". Jesús le respondió: "Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia" (Mt 16,16ss).
En el momento de comulgar, al decir "amén", nos unimos al acto de fe de Pedro, con él decimos que a quien vamos a comulgar es el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Pero la Eucaristía, el memorial de la Cruz, nos va desvelando también cuál es nuestra verdadera identidad y vocación. En el misterio pascual de Cristo encontramos nuestro verdadero rostro y nuestro lugar como piedras vivas que entran en la edificación de la Iglesia.

1 comentario:

mrswells dijo...

Pedro le dice a Jesus que El lo sabe todo y asi sabe que Pedro le ama..

Pero yo a El le pediria no solo que sepa si le amo o no, sino que no deje la posibilidad de no, que no la quiero..
no se si es muy racional lo que digo,