miércoles, 10 de diciembre de 2008

Lo de menos, los condones

Creo que fue Einstein quien definió la locura como seguir haciendo lo mismo esperando resultados diferentes. Si es así, hay muchos países que sufren de neurosis colectiva. En la vida pública, se obstinan en actuar de una determinada manera con la esperanza de que esta vez sí que vaya a funcionar. Claro, no solamente no funciona ese patrón de conducta, sino que, al reiterarse, empeora la situación. Pero siempre hay ocasión de echar mano a todo tipo de mecanismos de defensa para que no quede desprestigiada la forma de proceder. Normalmente se recurre a la proyección; la culpa es de otro: el imperialismo yanqui, el pasado franquista, etc. Desgraciadamente hay muchos ejemplos reales y, en cada lugar, adquiere un colorido local. Pero sea cual fuere la patoplastia, se trata de una vida pública neurotizada y de sociedades arruinadas o en meritorias vías de estarlo.

En España, aunque no solamente, unas determinadas políticas han traído como consecuencia que el número de embarazos de adolescentes y el de abortos se multiplique de forma alarmante. Para solucionarlo, más de lo mismo, pero subiendo la dosis. Y, como era de esperar, de eso va la campaña que ayer lanzó el ministro de sanidad.

Lo de menos son los condones o el zafio estilo de la misma. Lo que más me alarma y preocupa es la concepción de hombre que hay detrás y el ser humano que con ella se quiere moldear. Desde luego el monstruo lo van consiguiendo, pero –para esto no hacen falta especiales dotes proféticas– la supuesta finalidad de reducción de embarazos de adolescentes no se conseguirá. Al contrario, aumentarán, porque lo que hace la campaña es favorecer todo lo que predispone a ellos.

El condón es el símbolo de la irresponsabilización, de pretender que el obrar humano puede no tener consecuencias. Cuando la libertad se escinde de la responsabilidad, nos situamos en la arbitrariedad, es decir, da lo mismo lo que se haga. Pero si esto es así, nada que yo decida tiene valor, porque ya no existe ni el bien ni el mal, todo da lo mismo. Mas en este nihilismo, tampoco el que decide tiene valor. Desde aquí, ¿qué aprecio se puede tener a uno mismo? ¿Qué sentido de la propia dignidad se puede alcanzar?

Pero cuando la libertad no es para, tampoco se es libre de. El fomento de la descarga del impulso –no sufras con el autodominio–, no solamente en el plano sexual, sino en otros muchos, amparada por la desresponsabilización, lleva a la esclavitud del impulso. Y, como además no soy responsable, pues ni condón ni píldora ni nada. Papá Estado me protegerá, al final de todo, me dará la píldora abortiva o matará al niño. Mi libertad empezó por identificarse con la arbitrariedad; de forma vicaria, también con la omnipotencia. El dios estatal puede lo que yo no puedo. Pero ese Mólok me ha reducido a un animal, me ha esclavizado, he quedado reducido a la prostitución sagrada. He aquí una terrible espiral viciosa.

Una de las frases de la campaña de marras vale más que mil imágenes: “Tronco, yo no corono los rollos con bombo”. El otro no es una persona, no es un ser espiritual y digno, es un “tronco”; menos que un animal o un vegetal. “Yo”, el tú ha desaparecido y, con él, el nosotros. Es algo solamente mío. Si no hay ni persona ni tú, ¿qué serán las relaciones sexuales? Desde luego no la oblación amorosa de uno mismo y mutua entre dos personas; es solamente un “rollo”. ¿Y el embarazo? Pues un “bombo”. Y dentro de ellos solamente hay aire. Así que, si la cosa va mal, a desinflarlo.

¡Qué dolor, Dios mío! ¿¡Qué estamos haciendo!? Probablemente parte del análisis puede ser más matizado, pero escribo a vuela tecla y con el corazón encogido.

Y hoy el ministro además ha hablado de la eutanasia.

5 comentarios:

Mónica dijo...

la primera vez que dejé el seno paterno , o sea mi hogar y visité el Reino Unido , me llamó la atención que en Leeds la gente - allí la gente es muy sencilla- era muy "enrollada" te invitaban a fiestas , te pasaban un porro y además la coca cola corría como chorros en la misma bandeja que los condones y las palomitas .
Las niñas iban sin medias y con minifalda a 10 º bajo cero ...me dije están lanzadas por sus padres a la vida , a los caminos , no están protegidas y ese plastiquito lo certificaba...después de usarlo se tira , como ellas .

Tenía suficiente cerebro para alejarme de estos cotarros y por eso me gané fama de esquizo y de friky ,
En España me pasa igual , no hay un ágape por la vida , como el que podría cantar Federico en Yerma o en "Y yo me la lleve al río " donde la inocencia del hombre es manifiesta y al fin de al cabo un niño no hace daño sino que alegra el alma.Aunque sea de otro , diría el marido de Yerma , aunque sea del gitano de la romería , pero Yerma no piensa así.

Hoy digo , en España no hay ese ágape por la vida en el que Eros es bienvenido ,y donde todo acaba en bautizo como en las pelis de los 70.
Hoy está tanatos dando vueltas en torno a la inocencia de las niñas ,
Sus padres las compran por reyes una cama de matrimonio para compartir , pero nunca acuerdan una boda , sus padres les informan de los métodos necesarios para no concebir como si fuesen las instrucciones de la cama , y por último si ocurriese , quién lo iba a pensar , se llevará a la niña al psiquiatra más obseso a que le hable de la solución final .
Las torturas del reich progre son así ...y a los chicos? fútbol fútbol y ala Madrid a ver si despeinas a la de cuarto de primaria qué ya es hora o es que ...no te gusta?

El embarazo adolescente de una s"u"ciedad con esa asignatura pendiente que no resovió ni José Sacristán y eso que lo tenía a huevo ...
En Irlanda daban ayudas a las quinceañeras que se quedaban en cinta , resultado : Todas se quedaban en cinta como forma de independencia de la familia , que fieras estas celtas y qué valentía . La Virgen quedó en cinta por obra del Espíritu Santo a la edad de ...¿13 , 14 15...? Es porque Dios sabe elegir a su madre , pero en Occidente se llega a los 40 con el regalo de reyes de papá sin usar porque a los chicos de tanta presión acabó gustándoles más el fútbol y los que son viriles y pueden demostrarlo se largaron al seminario para que quede certificado , cosas de Dios
Lerma lerma , Qué poema haría Federico a tí pequeña Lerma

zaqueo dijo...

"...porque ya no existe ni el bien ni el mal, todo da lo mismo."

Tremendas palabras de su artículo
y de rabiosa actualidad.¿Cómo es posible que en la sociedad actual la gente no sepa distinguir el bien del mal?

La conciencia existe y es la que nos informa de lo que es(ta) bien y lo que es(ta) mal. Y aunque la ahoguemos no podemos matarla pues es ambito de Dios.

Koobi-fora dijo...

Si, cuando he visto el anuncio la primera impresión ha sido: que cosa más grosera,¡¡ que soez¡¡.

Es como si hubieran dicho: "vamos a dejarnos de tonterías y a llamar a las cosas por su nombre, que quede claro que la realidad es esa, nada de amor ni chorradas, ya sabeis lo que buscamos, f..... osea que sea con higiene y sin problemas.
También dice la chica del anuncio: "si no hay condón yo desaparezco".
Osea comosi esto fuera una compra venta que si no me interesa me largo.

Pues estamos entrando en un pais, que es una bacanal, si vas por Madrid, por plaza de España, a partir de las 8 de la tarde, ves a los gays besandose, y más tarde ya lo ves todo...

Este gobierno, y quizás el anterior que también consintió, crean sufrimiento, un sufrimiento incalculable, divorcio,aborto, vacio...
(luego sigo, que el tema es importante)

Koobi-fora dijo...

Lo que está claro es que mucha gente, una mayoría, valora esta mentalidad que trae el socialismo, como la causa de la felicidad.
Todo esto del divorcio, matrimonios homo, fecundación in vitro, aborto, relaciones sexuales a tuti plen...lo valora como la felicidad, como el bien.

Y nosotros los cristianos no resultamos atractivos, nada atractivos.
No conseguimos que Cristo guste.
y esa es nuestra responsabilidad. El amor cala en toda persona. ¿quien está desvirtuanado el amor?
¿amamos nosostros? queremos a nuestro prójomo sin juzgarle?

No se, creo que el problema de nuestra sociedad es la falta de amor.
Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójomo como a nosotros mismos.

Hay un mundo, de ocio y diversión que nos tiene subyugados a todos, cristianos y no cristianos.
¿no?

Sonsoles dijo...

Hoy precisamente en mi grupo de fe, hemos hablado de ello, y hemos llegado a la conclusion de que, ni el condon ni la pildora, es la solucion, porque el sexo conlleva a mucho mas, el condon no te proteje de una sifilis, o de una gonorrea, o del SIDA, y de otras muchas enfermedades que se dan en esos contactos. ¿la gente esta dormida? ¿no se an cuenta de lo que puede acarrear un acto como ese? Cuando eres joven vives en la inopia, a mi lo que me parece más duro es que lo promueva gente que ya tiene edad, y creo yo, sentido común. Si se quiere a alguien, se puede esperar, y el que no pueda, que vaya pidiendo plaza en el zoo, que los animales lo hacen sin ton ni son, ni preocupaciones.