miércoles, 31 de diciembre de 2008

¡Feliz año!

"El Señor te bendiga y te proteja,
ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor;
el Señor se fije en ti y te conceda la paz" (Nm 6,24ss).

1 comentario:

zaqueo dijo...

Me han prestado un libro en el que dice "invocar sobre una persona el nombre de Dios es establecer una relación personal entre Dios y esa persona".
Y sigue más adelante "sin una relación armoniosa con Dios, la vida humana no puede encontrar su sentido auténtico ni alcanzar su pleno desarrollo. La bendición divina esparce por todas partes la paz y la fecundidad, ya que la relación con Dios es el elemento más decisivo en toda situación y en toda realidad".

¡¡¡Gracias por su inmenso regalo!!

Agradezco a Dios por impulsarle a escribir. Me hace mucho bien.