sábado, 31 de enero de 2009

Unidos hacia el Padre

Dios quiere que todos los hijos pródigos, lo somos todos, vuelvan a la casa paterna. Hacerlo solamente se puede hacer de una manera, a hombros del Buen Pastor. El ecumenismo busca que todos los cristianos recuperemos la unidad. Lo cual solamente es posible, como ha recordado recientemente el Papa, por la conversión. En la medida que nos dejamos llevar sobre los hombros de Cristo, estaremos unidos en Él.

El levantamiento de la excomunión a los obispos lefebvrianos ha sido un paso en esta dirección. Quedan cosas por pulir, pero supongo que en las conversaciones habrá quedado claro lo fundamental y la buena voluntad. Al parecer el principal responsable del grupo acepta el Concilio Vaticano II. Y Williamson ha pedido perdón al Papa por sus declaraciones sobre el Holocausto; ¿no es esto un gesto de reconocimiento del ministerio petrino?

Hay más buenas noticias. Un nutrido grupo de anglicanos, Traditional Anglican Communion, que lleva ya un largo proceso de acercamiento, podría en breve incorporarse plenamente a la Iglesia Católica.

Sin embargo, no deja de haber nubes oscuras. Küng, un grupo de teólogos y Boff no ven con buenos ojos lo de los lefebvrianos. En la Iglesia, siempre ha habido una gran pluralidad de corrientes teológicas, espiritualidades, devociones, etc., pero dentro de la comunión. Éste es el asunto, libremente en comunión y comunionalmente libres.

Todos somos responsables de ello, pero de manera especial el Papa; aunque el único que la hace posible es el Espíritu Santo. Sintámonos con libertad y dejemos que también la tengan los demás, por muy carcas que sean. Y busquemos estar en comunión, solamente en ella puedo ser verdaderamente libre. La libertad que la rompe es ejercicio de soberbia, porque no es cobrar firmeza apoyándose en los hombros del Buen Pastor, sino afirmarse en uno mismo.

2 comentarios:

zaqueo dijo...

Los unos "no ven con buenos ojos" a los otros, los de más alla a aquellos; y así sucesivamente.
Parece que es el sintoma de una enfermedad oftalmológica.

Dios es el Padre Creador de todos y cada uno.
Dios ama infinitamente a estos y a aquellos.

Estas noticias me ayudan a examinar mi conciencia, a preguntarme si en mí hay comunión o por el contrario división, a saber cómo miro y veo a los demás.

Koobi-fora dijo...

¿llegaremos a verlo? los que leemos este blog, ¿viviremos para ver una sola Iglesia cristiana?

- nos estamos llevando derrota, tras derrota desde el exterior; más aborto, educación pa la ciudadanía, ....

Dios quiera que esta lucha, interna, nuestra, la ganemos.

No se si podré verlo, pero tengo la certeza de que la Iglesia caminará unida ya en este mundo.