viernes, 12 de marzo de 2010

Un Vía Crucis

Aquí tenéis meditadas con textos paulinos las estaciones del Vía Crucis. Espero que os ayuden en vuestra oración.

1 comentario:

Rocky Marciano dijo...

Gracias por encontrar tiempo para actualizar el blog.

Merece la pena reciclar material si es tan bueno como el Viacrucis Paulino.

De la primera estación:

El hombre sin Dios se encuentra con la paradoja de que su única felicidad, el único sentido de su vida, la única plenitud y realización de sí mismo, es irrealizable.

Qué cierto es y cómo lo experimenta uno en su vida, cuando se separa, aunque sea un poco, de Dios.

Y
La única posibilidad de salir de ese mortal círculo es que Dios lo rompa.

Que Dios lo bendiga.