miércoles, 18 de marzo de 2009

Dando la cara


Un millar de intelectuales y científicos ha tomado posición ante los planes de facilitación del aborto. Aunque lo que han dicho sería de aplicación a más asuntos: la experimentación con embriones, la manufactura de seres humanos o reproducción artificial, los bebes medicamento [compárese esto con esto], etc.

¿Qué es un hombre? Esta pregunta no está resuelta en el sistema legal español. Es decir, suponemos quién es el sujeto de los derechos, pero en modo alguno está definido. La base científica para salir de esta situación es la que dan los firmantes. La de los proyectos varios de la cultura de la muerte ofrece la racional definición de un plazo. ¿Será que el hombre solamente es definible por un criterio externo de calendario?

Sin embargo, cuando hace unos días Obama daba el pistoletazo de salida a la manipulación de embriones humanos, es decir, hombres pequeñitos, el diario El País titulaba así la noticia: "Obama proclama el fin de las trabas ideológicas a la ciencia". ¿A la ciencia? Efectivamente, los científicos firmantes casi no lo son, casi no tienen que ver nada con la ciencia. Para el mismo diario son más bien conservadores.

Pero la ciencia no es una planta que tenga vida por sí misma. Es algo en manos de los hombres. La bondad y la maldad morales son lo que hacen los hombre, unas veces con la ciencia, otras con un martillo, etc. Hay algo claro tras esta firma, hay científicos e intelectuales de gran nivel en España que con su actuación nos dicen que la ciencia no es abortista, los que son abortistas son algunos científicos; que hay ciudadanos responsables, algunos son científicos de gran nivel, y otros no, se quedan callados ante los problemas.

Pero para ser responsable no hace falta ser ni científico ni tener gran preparación técnica. Para ser responsable hace falta lo mismo que para hacer ciencia desde la conciencia moral, simplemente ser un hombre. Los científicos nos pueden dar algunos criterios, desde su saber, para discernir qué sea o no un ser humano. Pero con su actuación nos han dicho que ser hombre, todo un hombre, es algo que desborda, que va más allá de lo que su ciencia puede alcanzar.

4 comentarios:

Koobi-fora dijo...

¿que es el hombre para que te acuerdes de él? ¿el ser humano para darle poder?

zaqueo dijo...

Animo a todos a leer la Instrucción "Dignitas Personae" de Benedicto XVI.

Carlos de Prada dijo...

Alfonso, amigo, simplemente te mando este enlace, para advertirte. Esto es lo que le puede caer encima a un cristiano, en fracción de segundos, si se le ocurre usar inocentemente la foto de un cachorro de lince ( http://www.ecologistasenaccion.org/spip.php?article9685 ). Quedas advertido. ¿Que te parece?. No es preciso que publiques este comentario, es sólo para que veas la "fauna" tan variada que hay dentro del ecologismo. Por cierto, no sé donde hay ecologismo en lo que denuncian estos señores supuestamente "verdes". He comentado algo, no sé si atinadamente, en mi blog ( http://carlosdeprada.wordpress.com/cultura-de-la-naturaleza/aborto-linces-y-obispos/ )
Un abrazo
Carlos

Alfonso Gª. Nuño dijo...

Carlos, gracias por los dos enlaces, sobre todo, por el de tu web. Aunque no haga falta, te lo publico, porque creo que puede ser interesante para los demás contertulios del blog contrastar. Algunos, como indicas, con la facilidad que les dan para ocupar portadas, usurpan la titularidad del amor a la naturaleza y se auto-erigen en monopolio.
El comentario de tu página me ha gustado mucho. Tú eres, desde luego, de los que dan la cara.